Blog de la Asociación Cultural Amigos de la Dehesa de la Villa
Obra registrada - Licencia de uso


19 - Gorrión común - Conoce las aves de la Dehesa de la Villa

30 de septiembre de 2016

Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa.

Gorrión común (Passer domesticus).
Pepe y Gonzalo Monedero

El gorrión común, reconocido como ave del año 2016 por la Sociedad Española de Ornitología (Seo Birdlife), es una de las especies de gorrión que se pueden observar durante todo el año en la Dehesa de la Villa.

A pesar de ser una especie muy abundante, sedentaria y muy extendida por todo el planeta, en la actualidad, sus poblaciones se encuentran en retroceso e incluso en algunas zonas de Europa, como Reino Unido, sus poblaciones han descendido significativamente, estimándose una pérdida de 5 millones de parejas reproductoras durante las últimas tres décadas. En España, las poblaciones se han reducido aproximadamente un 11% de media desde 1998, siendo más notable en las poblaciones de la mitad norte peninsular. Existen diversos factores que intentan explicar las causas de su descenso poblacional, siendo entre otros: la intensificación agraria, el aumento del uso de pesticidas en zonas cercanas a los núcleos urbanos rurales, eliminación de puntos de nidificación, éxodo rural o la contaminación.

Habitual en parques, fuentes o terrazas de grandes urbes, el gorrión común, de carácter confiado, convive con el ser humano desde hace siglos y gracias a ello se ha extendido a lugares donde no existía de forma natural. Diversos estudios destacan los beneficios de su presencia en nuestras sociedades: ayudan a controlar plagas, dispersan semillas y son un excelente indicador de nuestra calidad ambiental.

De tamaño pequeño pero robusto, posee un pico fuerte y un plumaje dominado por tonos pardos en la zona dorsal y grisáceo en el pecho y vientre. Los machos presentan el píleo de color gris, un pico negro y un babero oscuro, siendo más extenso en la época reproductiva, mientras que las hembras tienen el píleo marrón, presentan una línea clara tras el ojo, no tienen babero y el color del pico es gris. Los jóvenes son iguales que las hembras en apariencia y hasta que no alcanzan el plumaje de adulto, no se pueden diferencia entre hembras y machos.

Gorrión macho.
(Foto: J. Monedero, 2015)

Gorrión hembra.
(Foto: J. Monedero, 2015)

Poco exigente en cuanto a la alimentación se refiere, es prácticamente omnívoro, alimentándose de todo topo de semillas, frutas, bayas, insectos y desperdicios de comida en zonas urbanas. Es un ave muy versátil que adopta estrategias diversas para conseguir alimento, se los puede ver cazando insectos en el aire como hacen otras especies insectívoras, buscando comida en las grietas de la corteza de los árboles como hacen algunas especies de picos, o aprovechando los restos de comida que dejan los humanos, son algunos ejemplos de la capacidad de esta especie para adaptarse al entorno.

Su periodo reproductor se encuentra comprendido entre los meses de abril y agosto, aunque en ocasiones es común que comience antes, sobre todo en años con inviernos de temperaturas más suaves. El nido, elaborado con hierbas, paja, finas ramitas, plumas, pelo, material textil e incluso plástico, consiste en una descuidada y cerrada estructura dispuesta en huecos o grietas de edificaciones, techados, farolas, etc., y en ocasiones en el interior de nidos de rapaces o cigüeñas. Ambos sexos se encargan de la incubación de los huevos y cada pareja suele realizar de dos a tres puestas anuales.

Habita en todo tipo de ambientes humanizados, aunque prefiere zonas rurales o urbanas próximas a terrenos agrícolas y áreas abiertas. Es un ave que tradicionalmente ha estado ligada a los asentamientos humanos, ya sea en zonas rurales o en grandes ciudades, siendo una de las aves que mejor se adaptó a la presencia humana, y ha sabido aprovechar las ventajas que le proporcionan los medios humanizados.

Debido a esta cercanía con el ser humano y a que se le puede ver prácticamente en cualquier asentamiento humano, existen multitud de cuentos, dichos, refranes, adivinanzas, etc. relacionados con esta especie. Entre los nombres que se dan al gorrión en algunas zonas de España están: gurriato, gurripato, pardal. En alguna zonas el decirle a alguien “eres un gorrión“, alude a que es una persona pícara, similar a que es un pillín. Algunos dichos y refranes:
- "No por miedo a los gorriones hay que dejar de sembrar cañamones"
- "Todos los pájaros comen trigo y la culpa para el gorrión"
- "Dos gorriones en una espiga hacen mala miga"
...

Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa:
1 - Papamoscas cerrojillo
2 - Curruca capirotada
3 - Petirrojo europeo
4 - Lavandera blanca
5 - Mosquitero común
6 - Reyezuelo listado
7 - Golondrina común
8 - Vencejo común
9 - Pito Real
10 - Mochuelo europeo
11 - Cotorra argentina
12 - Mito
13 - Colirrojo tizón
14 - Verdecillo
15 - Mirlo común
16 - Carbonero garrapinos
17 - Herrerillo capuchino
18 - Paloma torcaz
19 - Gorrión común

Actualidad de la Dehesa: reportaje sobre la Plantación 2016 y declaración BIC

31 de enero de 2016

Reseña sobre la Plantación Vecinal 2016 y estado de la propuesta de declaración de la Dehesa como Bien de Interés Cultural.

Plantación 2016.
El pasado domingo 23 de enero se celebró la Plantación Vecinal 2016. Un año más, asociaciones, vecinos y amantes de la Dehesa se dieron cita en esta jornada que ya se ha convertido en un clásico de la Participación ciudadana en el entorno de la Dehesa de la Villa.

El tiempo, casi primaveral, tanto que pudimos observar que los almendros y prunos ya estaban en flor, animó a que la asistencia fuera multitudinaria.

Los almendros y prunos de la Dehesa ya florecidos.
(Foto: A. Morato, 2016)
El lugar elegido este año para la plantación fue la vaguada que baja desde el paseo del Mirador, a la espalda de la estatua de Andrés Bello, hasta la curva del peralte en la antigua carretera de Puerto de Hierro a La Paloma. Esta zona, bastante deteriorada por la erosión, había sido acondicionada ya hace un par de años y la actuación se completa ahora con la replantación.

Vista general del lugar elegido para la plantación 2016.
(Foto: A. Morato, 2016)

Para la repoblación de esta zona, se eligieron almendros. De hecho, esta zona del paseo del mirador es una de las más abundantes en esta especie. Como curiosidad, cabe mencionar que la presencia del almendro en la Dehesa no es una cosa reciente; está documentada desde el s. XVIII. Adicionalmente, se trajeron alrededor de 30 Kg de bellotas de roble.

Plantones de almendro listos para su plantación.
(Foto: A. Morato, 2016)

Bellotas de roble.
(Foto: A. Morato, 2016)

Los plantones y bellotas se acabaron enseguida. Había tantas personas que apenas dio, como en ocasiones anteriores, para que cada persona plantase más de un ejemplar. En apenas una hora prácticamente se había completado la plantación y los más pequeños se encaminaron a participar en la actividad El Bosque Musical, de la que ya dimos cuenta en el reportaje sobre la plantación del año pasado.

Los vecinos, recogidos sus plantones, se encaminan a plantar.
(Foto: A. Morato, 2016)

Mayores y pequeños plantando en las zonas designadas.
(Foto: A. Morato, 2016)

Quedamos gratamente satisfechos de observar la enorme aceptación de estas jornadas lo que demuestra que la participación ciudadana goza de una buena salud y que los vecinos de la Dehesa siguen comprometidos con su conservación y mejora.

Es nuestra intención proponer más actividades de participación y recuperar festejos tradicionalmente celebrados en la Dehesa (fiesta de la siega, primero de mayo..., para que nuestros conciudadanos puedan conocerla un poco mejor y disfrutar más de ella.


Solicitud de declaración BIC.
En su momento, recogimos en este blog la propuesta para la solicitud para la declaración de la Dehesa como Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico.

Tras unos primeros pasos alentadores que nos hicieron albergar la esperanza de una pronta resolución, el proceso quedó completamente encallado en la Comunidad de Madrid.

Con el propósito de retomar y reimpulsar la declaración, se celebraron una jornadas el 27 y 28 de noviembre pasados a las que se invitó a los diferentes grupos políticos de la Asamblea de Madrid.



Las jornadas fueron un éxito. Los representantes políticos mostraron una actitud favorable y acordaron apoyar una proposición no de ley para que la Asamblea de Madrid inste al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid a incoar expediente para la declaración como Bien de Interés Cultural de la Dehesa de la Villa en la categoría de Sitio Histórico.

A partir de ahí, se inició la vía política. Se revisó el documento con la propuesta de declaración BIC y se presentó en la Junta Municipal de Moncloa-Aravaca. La proposición fue aprobada en pleno de la Junta el día 1 de diciembre de 2015 y la redirigió al pleno del Ayuntamiento de Madrid para su aprobación y traslado a la Comunidad de Madrid.

La propuesta será entregada la Alcaldesa y a los grupos políticos municipales para que la debatan y aprueben en pleno o en la comisión correspondiente de Cultura o Medio Ambiente. Si se aprueba, que todo parece indicar que así será, se entregará la propuesta a los grupos políticos de la Asamblea para que en pleno, o bien en la comisión de Cultura, aprueben una proposición no de ley para que la Dehesa sea declarada BIC. A partir de ahí, la Asamblea remitiría la proposición al Gobierno de la Comunidad quien, a su vez, la enviaría a la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad para su tramitación.

Gracias a estos avances, nuestra ilusión sigue intacta y continuaremos con nuestro objetivo de conseguir la mayor protección posible para la Dehesa, que es de todos, y poder así transmitirla en las mejores condiciones a las generaciones venideras.

Plantación vecinal 2016

7 de enero de 2016

Iniciamos este año 2016 con una invitación para participar en la tradicional Plantación Vecinal que tendrá lugar próximamente en la Dehesa de la Villa.

Fecha:
   * Domingo 24-enero

Hora:
   * 11:00: salida desde el CIEA Dehesa de la Villa
   * 12:30: El Bosque Musical (un paseo por la Dehesa acompañados por violinistas)

Convoca:
   * Grupo de Participación vecinal Dehesa de la Villa
Colaboran:
   * Unidad de Parques Históricos del Ayuntamiento de Madrid
   * CIEA Dehesa de la Villa


Aprovechamos también para, con un poco de retraso, desear a todos los Amigos de la Dehesa y lectores del blog un feliz y ecológico año 2016.

18 - Paloma torcaz - Conoce las aves de la Dehesa de la Villa

21 de junio de 2015

Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa.

Paloma torcaz (Columba palumbus).
Pepe y Gonzalo Monedero

La torcaz es un tipo de paloma muy común en la Dehesa de la Villa que puede observarse durante todo el año con gran facilidad. No obstante, y a pesar de ser un ave sedentaria en España, sus poblaciones se ven incrementadas durante el invierno por la llegada de individuos procedentes del centro y norte de Europa que utilizan la Península Ibérica como área de invernada.

Destaca su característico canto, grave y potente, denominado arrullo que emite con gran frecuencia, sobre todo, durante la época reproductiva. Presenta un vuelo potente y rápido, con fuertes batidos de sus alas. Además, fuera de la época reproductiva, suele formar grandes bandos y dormideros en las copas de los árboles. En la Dehesa y parques cercanos, sobre todo en invierno, se pueden observar dormideros de estas aves en árboles grandes.

Ave de tamaño robusto, presenta un cuerpo de color grisáceo con el pecho de color rosado y prominente, y cabeza proporcionalmente pequeña. Destacan sus manchas blancas en el cuello y en las alas, las cuales son fácilmente reconocibles. No presenta dimorfismo sexual y los jóvenes se distinguen de los adultos por carecer de la mancha blanca en el cuello. Se distingue fácilmente de otras especies de palomas.

(Foto: J. Monedero; tomada en la Dehesa de la Villa, 2011).

Su dieta está basada fundamentalmente en el consumo de semillas (bellotas, sámaras, etc.), hojas y plantas cultivadas. En las dehesas españolas pasan el invierno en gran cantidad, y es una de las aves frecuentes que se pueden observar comiendo las nutrientes bellotas. A menudo, es muy habitual verla comiéndose las yemas y brotes de los árboles, los cuales son muchos más jugosos y tiernos para ella. En la Dehesa de la Villa se las ve con frecuencia encaramadas a los almendros y otros árboles de hoja caduca, comiendo las hojas nuevas que están saliendo, las flores, etc., y también es frecuente verlas en bandos pastar en las zonas de césped y pastizal.

(Foto: J. Monedero, tomada en la Dehesa de la Villa, 2013)

El periodo reproductivo comienza en el mes de marzo y puede alargarse hasta septiembre, realizando hasta dos puestas anuales. Nidifica en árboles y arbustos y el nido, consiste en una sencilla estructura formada por ramas, tapizada con hierbas y hojas, donde ambos progenitores se encargan de la incubación de los huevos. Como otras palomas, los pollos son alimentados mediante una secreción del buche de los adultos durante los dos o tres primeros días de vida. Los nidos no son muy estables, y cuando los pollos están ya bastantes desarrollados, algunas veces se caen del nido, y pueden observarse pichones en el suelo que todavía no pueden volar, y que son presas fáciles de los depredadores.

Ocupa una gran variedad de hábitats, teniendo preferencia por los bosques frondosos, y en menor medida, por bosques de coníferas, matorrales y cultivos con arbolado disperso. Es muy habitual en parques y zonas ajardinadas de núcleos urbanos.

En algunas zonas de España se llama paloma zorrera a la que ha nacido en el lugar, para diferenciarla de las que han llegado de otras zonas en migración.


Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa:
1 - Papamoscas cerrojillo
2 - Curruca capirotada
3 - Petirrojo europeo
4 - Lavandera blanca
5 - Mosquitero común
6 - Reyezuelo listado
7 - Golondrina común
8 - Vencejo común
9 - Pito Real
10 - Mochuelo europeo
11 - Cotorra argentina
12 - Mito
13 - Colirrojo tizón
14 - Verdecillo
15 - Mirlo común
16 - Carbonero garrapinos
17 - Herrerillo capuchino
18 - Paloma torcaz
19 - Gorrión común

17 - Herrerillo capuchino - Conoce las aves de la Dehesa de la Villa

19 de marzo de 2015

Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa.

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus).
Pepe y Gonzalo Monedero

El herrerillo capuchino, incluido en la familia de los páridos, puede ser observado durante todo el año en la Dehesa de la Villa. A pesar de ser un ave sedentaria y que soporta con gran fortaleza las inclemencias meteorológicas del invierno, su avistamiento resulta más sencillo durante los meses invernales debido a que sus poblaciones pueden verse incrementadas por la llegada de congéneres procedentes de regiones más septentrionales.

En la Península Ibérica encontramos dos subespecies: mitratus, presente en centro y norte de Europa y centro peninsular; y weigoldi, más pequeña y oscura, presente en el suroeste peninsular. Por tanto, la subespecie habitual en la Dehesa es la mitratus.

Inquieto y curioso, explora sin descanso todo tipo de superficies, principalmente la corteza, las hojas y las ramas de árboles, en busca de alimento. Además, durante los meses de otoño e invierno, suele agruparse frecuentemente con otros páridos, mosquiteros y reyezuelos que en conjunto forman bandos mixtos bastante bulliciosos.

En cuanto a sus características morfológicas, este pequeño pajarillo presenta una cresta larga y apuntada de color blanco y negra, que le hacen inconfundible, que puede elevar y bajar a voluntad según su estado de ánimo. La cabeza, con un pulcro dibujo blanco y negro, presenta una notable corbata o babero negro que se prolonga a modo de collar. Por el contrario, el dorso, las alas y la cola son de color pardo oscuro que contrasta con los flancos, pecho y vientre, de tono ocre y blanquecino. No presenta dimorfismo sexual. Los jóvenes antes de la muda otoñal, difieren de los adultos por tener la cresta más corta con plumas pardo-grisáceas, y la marca de color negro del mentón y garganta teñida de parduzco.

(Foto: G. Monedero, 2015)

A lo largo del año, se alimenta tanto de semillas como de invertebrados, principalmente arañas e insectos, siendo éstos últimos una parte fundamental en su dieta. Al igual que el carbonero garrapinos (Periparus ater), almacena semillas e insectos en lugares escondidos a modo de despensas para afrontar las inclemencias meteorológicas, sobre todo del invierno.

El periodo reproductivo comienza desde finales de marzo y se prolonga hasta finales de mayo, principios de junio. En la Península Ibérica suelen tener dos puestas a diferencia del resto de Europa, donde sólo crían una vez al año. El nido, elaborado por ambos sexos y tapizado con musgo, telarañas, pelo, plumas y lana, se ubica principalmente en huecos naturales de troncos y tocones. Suelen ocupar con facilidad las cajas-nido artificiales, y esto parece ser que ha favorecido su expansión en algunas zonas de la Península Ibérica donde no hay abundancia de huecos para que nidifique.

Al igual que la mayoría de los páridos, prefiere los bosques de coníferas, ya sean naturales o plantados, como hábitat principal. No obstante, también abunda en otro tipo de bosques perennes, como encinares y alcornocales, y caducifolios, observándose con relativa facilidad en áreas ajardinadas.

Herrerillo capuchino en la Dehesa de la Villa
(Foto: G. Monedero, 2015)

Al ser una especie bastante confiada no es difícil observarla, aunque no es tan abundante en la Dehesa de la Villa como otros páridos. Como son muy inquietos y se están moviendo constantemente en busca de alimento, hay que tener paciencia y buen tino para ir siguiéndola con los prismáticos. Es una especie nidificante en la Dehesa donde hay citas de cría.


Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa:
1 - Papamoscas cerrojillo
2 - Curruca capirotada
3 - Petirrojo europeo
4 - Lavandera blanca
5 - Mosquitero común
6 - Reyezuelo listado
7 - Golondrina común
8 - Vencejo común
9 - Pito Real
10 - Mochuelo europeo
11 - Cotorra argentina
12 - Mito
13 - Colirrojo tizón
14 - Verdecillo
15 - Mirlo común
16 - Carbonero garrapinos
17 - Herrerillo capuchino
18 - Paloma torcaz
19 - Gorrión común